Son maravillosos, son escalofriantes, pueden modificar nuestro estado de ánimo, nuestras reacciones, nuestras posturas (siempre que no sean como el hormigón).

Y cuando están dirigidos hacia una persona… su poder es impresionante.

Me gustan los sentimientos. Creo que si no los tuviésemos, seriamos máquinas. Hasta una rama de apio tendría mas emociones!

Existe un alguien, maravilloso, que conocí este año. Hace unos mese atrás, me encanta como es, todo. Aunque no se vista con estilo, diga tonterías a veces, sea un poco hormonal, etc… me encanta.

No es su físico,ni su aroma que me enloquece, su forma de andar,menos su cabello o sus ojos que me llegan al alma o cuando me tranquiliza. Y muchas otras cosas más que NO hace.

Descubrí que es todo. El conjunto de cosas que le hace ser él es lo que me encanta. Aunque se lea ultra meloso y pastoso.

Nunca pensé que este año seria así.

Así de bonito. Bonito 😀

Anuncios